lunes, 20 de febrero de 2012

Caprichos de hielo I

El hielo es sin duda una de las cosas de la naturaleza que más posibilidades fotográficas nos ofrece. Sus peculiares formas, su textura y su interior lleno de detalles hacen que sea un auténtico placer para el fotógrafo adentrarse en ese universo helado en constante cambio.

Otro de las aspectos que lo hacen tan atractivo es que, dependiendo de la luz que reciba, adquiere un tono diferente, con una variedad de matices casi infinita. Para esta entrada sobre el hielo he elegido fotografías en las que predominan los tonos azulados. Están realizadas este mismo fin de semana en el Arroyo de la Navazuela (Valle de la Fuenfría) y en el de la Angostura (Valle del Lozoya).























2 comentarios :

JAVIER CAMACHO dijo...

Un trabajo muy interesante, me gusta. Un saludo.

Federico de Haro dijo...

Muchas gracias por tu comentario.¡Nos leemos! Un saludo.